lector playlist portada

 

Por Álvaro Agurto Pincheira.

 

Plazadeletras ha puesto de nuevo en circulación, desde hace unas semanas, Playlist, de Ernesto González Barnert, en una edición bilingüe, con traducción a cargo de Jessica Sequeira.

Este carácter bilingüe, viene, a mi juicio, a hacer explícito un espíritu o gesto que el libro ha tenido desde un comienzo.

En primer lugar, por colocar en un mismo nivel y en una especie de colaboración, a dos disciplinas que no pocas veces se bombardean la una a la otra (no es raro ver a poetas resaltando las ventajas de la escritura por sobre el dominio de un instrumento, y a músicos haciendo el ejercicio inverso): las canciones, en esta ocasión, poniéndole play a las emociones, y estas dictando la poesía.

También, por barajar esta suerte de lado A y B de los momentos: En el A, su veta descriptiva; en el B, la interpretación que les asignamos, a través de la música que los inscribió en nuestro recorrido vital. Hay ahí una especie de relación destinatario-autor, en la que el primero aporta el momento, y el segundo, la canción que mejor lo interpreta: «Una parte de mi también quisiera abrazar el árbol/ y llorar sin estridencia como esa señora/ que seguro acaba de dejar diligente a sus hijos en el colegio./ Esta mañana quisiera llegar a sus oìdos con “LetIt Be”/ pero en la versión de Nick Cave»

Y, además,en un plano más personal del autor, por la presencia espiritual de su madre, fallecida por ese entonces, actuando como médium tanto del tono del poemario, como de la infinidad de canciones que construyeron esa relación madre-hijo, y que van decantando en una especie de biografía no lineal a través de las páginas.

Lenguas, caras de una moneda o lados de un cassette, que conversan un punto medio, como cuando el autor nos dice: «equilibro las aguas del bien y del mal/ Escuchando “I Touch, Myself” de Divinyls».

El libro estará disponible en el stand 2 de Plazadeletras en Primavera del Libro.

 

 

¿Aún no tiene una cuenta? ¡Regístrese ahora!

Ingresar a su cuenta